martes, 2 de agosto de 2011

Otros hechos impensados.

   Cuando hablamos de "las cosas que pasaban fuera de la tranquera", la década del '30 trajo algo insólito para la mentalidad de quienes se habian hecho del Gobierno por la fuerza de las Armas, que fué la intervención Estatal en el comercio de la Producción Agraria. De alli la creación de las "Juntas Reguladoras" (granos, algodón, yerba mate, vitivinicultura, carnes).
   Me voy a referir específicamente a la Junta Nacional de Granos, que era la que mas incidencia tuvo en nuestra vida chacarera.
   Hasta entonces, el "libre comercio" era el que mandaba en la comercialización y la cosa se manejaba al precio que pagaran las multinacionales graneras, de las cuales algunas siguen en vigencia como Bunge, Dreyfus, Continental. De pronto, las empresas se retiraban del mercado y no compraban (tal como hoy en dia está pasando con el trigo) y el chacarero quedaba colgado y sin recursos. Las instalaciones de almacenaje no existían para el granel; solo los galpones de las estaciones (reservados por los representantes locales de las empresas citadas) o estibas al aire libre en los terrenos ferroviarios.
   No solo a los chacareros preocupaba esta situación que daba lugar a incontables abusos por parte de los comerciantes, sino que al producirse un "parate" en el comercio mundial por la mentada "Crisis del '30" afectó a los arrendadores, ya que una modalidad muy extendida era la "aparcería", sistema de arrendamiento en que el arrendatario pagaba con un porcentaje de su producción que entregaba a "culata de carro" en el depósito que el arrendador indicaba.
   Generalmente era en la estación mas próxima o en los galpones del casco de la Estancia. Como dato curioso, el FCS habia tendido vias decauville que partiendo de Micaela Cascallares llegaban a la Estancia de Caride al SO de Tres Arroyos para trasladar de alli el trigo embolsado a la Estación. Estas vias tenían una extensión de cerca de 30KM. Tambien hizo tendido de estas vias con cabecera en Orense y Copetonas para atender otras estancias con muchos arrendatarios.

    Cuando se produce el desastre económico de la crisis, como se dijo, los chacareros pusieron en vigencia sus mecanismos ancestrales de aguante, y la fueron capeando a fuerza de austeridad y autoconsumo. Los Estancieros, si bien carecían de esas habilidades, tenían otras puertas que tocar. Y así fué que una vez mas el Gobierno salió en su ayuda creando la Junta Nacional de Granos que se convirtió en compradora de las cosechas para salvarles la ropa... Las multinacionales despues compraban a la Junta, generalmente a pérdida para esta (o sea para el estado).
    Talvez no fue la Junta pensada para salvar específicamente a los chacareros, pero sí lo hizo en forma indirecta ya que éstos empezaron a colocar su producción por este canal. Ya fuera por intermedio de la Cooperativa, o por la casa cerealista de lugar, la Junta brindaba una seguridad de precio mínimo remunerativo, y si la exportación necesitaba mas volumen debía salir a comprar mejorando ese piso.
    Este mecanismo permitió ir salvando la situación y conservar la fuerza productiva, porque si los chacareros no podian sembrar se mataba la gallina de los huevos de oro. No habría quien lo hiciera.

    El inicio de la Guerra en 1939 los encontró estabilizados, inclusive, algunos que a fuerza de austeridad tenían sus mangos encanutados pudieron encarar la compra de algunos campos que salieron por remate judicial, con créditos del Banco Hipotecario o del Banco Nacion. (Caso concreto; en 1936, mi abuelo paterno, compró 200 hectáreas en remate judicial, campo que aun se conserva en la familia, ya que ahora pertenece al menor de sus nietos).

   Durante la Guerra, el comercio internacional de granos se redujo a expresiones mínimas y se llegaron a juntar tres cosechas estibadas en los terrenos ferroviarios.

   Como ya se dijo, el comercio internacional seguía en las mismas manos, y el comercio interior por decantación estaba en manos de la Junta como comprador de última instancia. La crema del negocio la hacían como siempre los exportadores que se proveían de la Junta (cuyo directorio integraban) a precios de "liquidación" y exportaban a precio internacional. La diferencia; bien, gracias, era su ganancia... Las pérdidas las asumía el Estado.

   Pero, al terminar la guerra, en lo interno se habían producido algunos cambios. La existencia del "Plan Marshall" y una Europa hambrienta y devastada por la guerra los hizo pensar que ésta vez el negocio iba a ser fabuloso. Pero habian olvidado un detalle. Sus amigos de otrora ya no eran mas gobierno, y la Union Democrática habia perdido las elecciones. Y Perón, con mas poder que Yrigoyen, retomó los sueños del viejo caudillo Radical. Nacionalizó el comercio exterior a través del IAPI, y el Estado dejó de ser el socio bobo que pagaba las pérdidas.

   A mis amigos marxistas se les paran los pelos de la nuca cuando les explico que el Peronismo se "apropió de la plusvalía" para canalizarla a la industrialización del país. Sencillo; la plusvalía de Dreyfus o Continental o Bunge&Born quedaba en Suiza, de donde podía llegar en forma de préstamos (de nuestro propio dinero) por el cual había que pàgar intereses. La plusvalía en manos del Estado (no del Gobierno) quedaba acá, para fondear al los Bancos Argentinos, que podían otorgar créditos a los chacareros a mas bajo interés. Y asi como dije chacareros, puedo decir industriales, ya que se creó el Banco Industrial que financiaba emprendimientos como las fábricas de maquinaria agrícola, que a su vez iban absorbiendo la mano de obra que ya no era necesaria en el campo. Tambien se pudieron encarar proyectos como Altos Hornos Zapla iniciando la producción siderúrgica en el país sin acudir a financiación externa.
   O mas cercano a nosotros, promover la industrialización del lino, financiando al Movimiento Cooperativo la construccion de varias Aceiteras, para exportar con valor agregado y de paso, fuentes de trabajo. Es decir, logica pura. Y Radicalismo "al palo".

   Seguiremos.

  Antonio (el Mayolero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada